Historia


En Septiembre de 1999 se fundó el Servicio Educativo Intercultural, año en el que un reducido grupo de personas voluntarias comenzaron a reunirse para estudiar y reflexionar sobre una realidad que cada vez era más visible en nuestra ciudad: la llegada de personas inmigrantes.
Inquietaba especialmente el proceso de reagrupación familiar, la llegada de los hijos e hijas de las personas inmigrantes y su integración social. Para dar respuesta a esta situación, se empezó a trabajar con un pequeño grupo de alumnos y alumnas de procedencia dispar que estaban cursando la etapa de la ESO, con el fin de crear un espacio donde pudieran compartir sus experiencias y sus dificultades de adaptación a un contexto nuevo para ellos. Este espacio tenía un marcado carácter educativo aunque también contemplaba la vertiente social de la intervención.
Tras siete años de experiencia y de trabajo continuado, se llevó a cabo un proceso de análisis y evaluación reflexiva sobre la labor desempeñada, tras el cual se concluyó que, si bien en los comienzos del SEI se hizo un mayor énfasis en el ámbito educativo por ser la mejor manera de poner en marcha el trabajo de la asociación, las necesidades de estos y estas menores iban más allá de las estrictamente educativas y requerían de una intervención global que no se limitase únicamente al ámbito académico. Aunque desde el primer momento se trabajó no sólo el ámbito académico sino también el socioeducativo y el sociocultural, conforme la asociación ha tomado más fuerza y ha ido afianzándose, se han ampliado y reforzado estas últimas líneas de intervención dando una respuesta más ajustada a las necesidades de las personas adolescentes.
Esta paulatina adaptación a la realidad de los y las adolescentes inmigrantes recién llegados/as se ha traducido en una intervención cada vez más enfocada a la integración social en la sociedad de acogida y a la prevención de situaciones de conflicto y exclusión social. A día de hoy, ambos extremos conforman el marco de actuación de la asociación, su fundamento y su finalidad, realizándose una intervención socioeducativa, psicosocial y sociocultural que cumple con el fin último de la asociación.
“SEI” es una asociación independiente y sin ánimo de lucro que hoy en día está formada por un grupo heterogéneo de personas, con edades comprendidas entre los 19-70 años. La entidad cuenta actualmente con unas 60 personas voluntarias y unas 40 personas socias (colaboradoras económicas).
Nuestra sede está ubicada en Pamplona y nuestro ámbito de actuación se extiende a toda la geografía Navarra, así como colaboraciones con el exterior.